In vinum, salud

Aprovechando que se acerca el final de la vendimia, para la gran mayoría de tipos de uvas, y considerando que el vino, aparte de ser un elemento imprescindible tanto a nivel cultural como gastronómico, queremos dedicar este artículo a los beneficios relacionados con la salud de los caldos de la tierra.

Aunque está científicamente comprobado que el consumo en exceso de alcohol no es bueno para la salud, varios estudios han demostrado que beber pequeñas cantidades de vino tiene numerosos beneficios, sobre todo a nivel cardiovascular.

tinto

Ya en el año 1992, el científico S.Renaud de la Universidad de Burdeos introdujo el concepto de “Paradoja Francesa”, tras la observar que la población francesa sufría menor incidencia de enfermedad coronaria aun siendo uno de los países en el que el consumo de grasas saturadas es muy alto. Esta menor mortalidad cardiovascular se relacionó con un consumo regular de vino, que es de casi 12 litros por persona y por año en éste país.

Cuáles son los efectos del vino sobre la salud?

El vino contiene una alta concentración de polifenoles, concentrados principalmente en las pepitas y la piel de la uva. Estas sustancias químicas que son presentes en la mayoría de vegetales, son las que participan en el color y otras cualidades organolépticas del vino, además de ser las responsables de las propiedades beneficiosas para la salud gracias a su alto poder antioxidante.

Cuando estos polifenoles se encuentran en la sangre, luchan contra las agresiones del oxigeno, en particular contra los radicales libres, que son el origen de muchas enfermedades así como las responsables del proceso de envejecimiento.

Uno de los polifenoles más importantes que se encuentra en el vino es el resveratrol, una sustancia que también se encuentra minoritariamente en las ostras, los cacahuetes y las nueces. Posee propiedades antioxidantes y anticancerígenas que prolongan la longevidad de las células. Debido a su gran popularidad, se pueden encontrar en el mercado numerosos complementos alimenticios a base de ésta sustancia y normalmente a una concentración mayor que la encontrada en el vino tinto.

Cuál es el consumo recomendado?

Como ya hemos dicho, el vino puede resultar beneficioso para nuestro organismo pero siempre a cantidades moderadas ya que paradójicamente, un consumo excesivo de alcohol puede llevar a disminuir las facultades físicas y mentales aparte de poder llegar a dañar el cerebro (entre otras consecuencias) a largo plazo. Los expertos recomiendan de uno a dos vasos de vino por día para una persona sana y sin problemas de salud. A poder ser, se recomienda vino tinto y de buena calidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s