Arándanos

Los arándanos rojos son conocidos des de hace mucho tiempo y tomados principalmente en forma de fruto fresco, en confituras o mermeladas y en zumos. Se trata de una baya que crece de un arbusto silvestre.

Existen muchas variedades de arándanos, caracterizándose todas ellas por ser de color oscuro y ricas en antocianos. En los últimos años se le ha ido dando importancia hasta considerarlo una “superfruta” con comprobados beneficios para la salud que comentaremos a continuación.

arándano rojo

Propiedades del arándano

Es un potente antioxidante gracias a la abundancia compuestos como los antocianos, que además de dar el color característico al fruto, neutralizan la acción de los radicales libres actuando así de prevención contra enfermedades cardiovasculares y el envejecimiento celular.

Además contienen un alto aporte de vitamina C, lo que potencia las defensas del organismo y el sistema inmunológico, además de favorecer la absorción de hierro de los alimentos.

También son ricos en fibras, por lo que resultan interesantes como tratamiento del estreñimiento.

Una de las propiedades más interesantes del arándano es la capacidad de combatir las infecciones y mejorar la circulación periférica.

Está científicamente demostrado que los arándanos rojos ejercen una acción antiséptica y antibiótica sobre Escherichia Coli, una de las bacterias causantes de la infección urinaria. Éste hecho se daría gracias al mecanismo de inhibición de la adhesión de las bacterias a las células epiteliales del sistema urinario, reduciendo así el riesgo de infecciones.

¿Cómo tomar arándano rojo?

El arándano rojo se recomienda más como profilaxis y prevención que como tratamiento. Por ello, se recomienda tomar un vaso diario de zumo de éste fruto o hacer infusiones de una cucharada de hojas secas de arándano por un litro de agua y beber 2 tazas al día.

En farmacias y tiendas de dietética se encuentran múltiples suplementos de ésta baya en forma de cápsulas o comprimidos, a dosis diferentes, por lo que hay que prestar atención al prospecto y tener en cuenta a la hora de la toma.

Se recomiendan tratamientos cíclicos de tres meses con descanso, sin sobrepasar las dosis recomendadas ni prolongar demasiado el tratamiento.

Además de zumos y cápsulas, podemos tomar los arándanos en forma de mermeladas o confituras o añadiéndolos directamente en ensaladas, pasteles o tartas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s