El té

El es la segunda bebida más consumida en el mundo después del agua. Con el fin de introducirnos en el complejo mundo de ésta bebida, a continuación presentamos las 2 variedades más comunes de té, sus características principales y sus propiedades.

Las más de 3000 variedades conocidas provienen de la misma planta llamada Camellia Sinensis , procedente del sur y sudeste de Asia, aunque hoy se cultiva en todo el mundo. El momento de la cosecha,  la temperatura, el modo de cultivo y el tratamiento al que se someten las hojas son los parámetros que modifican la apariencia y la calidad del té y que definen las diferentes variedades.

El té verde es esencialmente producido en China y es seguramente la variedad más popular. Las hojas de té verde se caracterizan por no someterse a una fermentación: las hojas son recolectadas y directamente calentadas durante unos minutos y luego secadas con el fin de evitar al máximo su humedad.

La gran cantidad de taninos del té verde le dan el aroma y la amargura característicos. Además el té verde es muy rico en antioxidantes por lo que posee propiedades beneficiosas para la salud cardiovascular, el cáncer y otras enfermedades ligadas al envejecimiento.

El té negro se produce principalmente en la India. Sus hojas, a diferencia de las del té verde, son fermentadas y luego secadas gracias a secaderos especiales o ventiladores. En Oriente al té negro se le llama té rojo, aunque no hay que confundirlo con el “Rooibos”, a veces llamada también té rojo.

Entre las variedades de té negro más comunes se encuentran el Darjeeling, Sikkim o el Assam. De propiedades menos interesantes que el té verde, contiene igualmente antioxidantes, aunque no estén demostrados sus verdaderos efectos sobre la salud cardiovascular.

Para conservar la calidad del té y apreciar correctamente su aroma, se debe aprender a preparar y a degustar. En ningún caso el agua debe hervir ya que perderia gran parte de su oxígeno. Finalmente, el tiempo de infusión varia de un té a otro: mientras que por el té verde se debe dejar en infusión unos 3 minutos, el té negro requiere de más tiempo, unos 4-5 minutos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s