Un buen desayuno antes del ejercicio físico

Correr está de moda, para qué nos vamos a engañar. Si te paseas un domingo por la mañana por los parques, los paseos marítimos o las avenidas de muchas ciudades, observarás multitud de gente practicando éste deporte.

 

 

Muchos de ellos son corredores ocasionales, ya que es de los únicos deportes que se puede practicar al aire libre sin necesitar nada, sólo nuestras piernas. Otros lo practican de forma profesional o semi-profesional.

En cualquier caso, tanto si sales a correr media horita por la mañana o si haces carreras de distancias largas, se deben seguir unas pautas de alimentación específicas que variarán lógicamente en función del esfuerzo que se vaya a realizar.

El mismo día del entrenamiento o competición, es importante levantarse unas 2 horas antes para poder hacer un buen desayuno hasta 1 hora antes de la actividad. Este desayuno debe contener 2 alimentos claves: hidratos de carbono y fruta.

 

Aquí van algunos ejemplos de éstas buenas prácticas:

–          Una taza de leche con cereales y una manzana

–          Una barrita energética y un plátano

–          2 tostadas con aceite de oliva y un zumo de naranja

Si disponemos de poco tiempo, lo ideal sería tomar una barrita de cereales o energética de las que venden en muchos supermercados, tiendas de deporte o farmacias. Evitaremos siempre tomar proteínas y grasa ya que su digestión es más lenta y pesada, lo que podría interferir en el ejercicio físico.

 

Source: simplybreakfast.blogspot.com via Ève on Pinterest

Mucha gente hace ejercicio físico (en este caso footing) para adelgazar, y puede ser muy tentador aunque nada correcto saltarse el desayuno. Esta es una práctica que hay que eliminar, pues el objetivo de esta comida es coger toda la energía necesaria para quemar durante el entrenamiento, y si no tenemos, éste no será nada eficaz.

Si nuestro plan de domingo es correr una carrera de 10km o 20km, no sólo bastarán las pautas de desayuno sino que tendremos que empezar desde el día antes. La comida y cena en cuestión deberán contener azúcares lentos como pasta o arroz, que nos permitirán cargarnos de energía para el día siguiente.

Para distancias más largas y esfuerzos físicos mayores, el plan de alimentación deberá empezar unos días antes de la prueba. En éste caso aumentaremos la ingesta de proteínas con platos de carne y pescado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s