Alimentos de temporada – OTOÑO

Casi a las puertas del invierno, temido por aquellos que prefieren el calor y buen tiempo, y deseado para aquellos que como yo, da rienda suelta al uso del horno para cocinar todo tipo de postres y platos calentitos, repasaremos 2 de los alimentos de los que más hemos podido aprovechar este otoño.

Y es que los alimentos, sobretodo frutas, verduras, frutos secos,… mejor aprovecharlos durante su temporada, pues es cuando más saborosos y más interesantes son nutricionalmente.

 

 

NUECES

La nuez es seguramente el fruto seco más conocido por sus propiedades beneficiosas. Es rico en ácidos grasos poliinsaturados, y a dosis diarias se le atribuye la propiedad de disminuir la cantidad de lípidos en la sangre, y especialmente el del colesterol LDL o archiconocido como “colesterol malo”.

Menos conocidas por ello, pero no por eso menos importante, las nueces son una fuente interesante de fibras, que además de prevenir el estreñimiento, contribuirían a proteger ante enfermedades cardiovasculares e incluso la diabetes de tipo 2.

En el lado opuesto, no hay que olvidar que la nuez es rica en lípidos, y esto implica una importante contribución al aporte calórico de la dieta. Es importante que las personas en dietas de adelgazamiento lo tengan en cuenta (dentro de una dieta variada y equilibrada, aunque sea de pérdida de peso, las nueces pueden estar igualmente presentes con medida)

Por último, las nueces, al igual que el resto de frutos secos, es fuente de vitamina E o tocoferol, un conocido antioxidante que tiene un papel en la prevención frente cierto tipo de enfermedades cardiovasculares, cánceres e incluso ante el envejecimiento.

 

 

GRANADA

La granada, que generación tras generación, la hemos tenido bastante olvidada, vuelve a estar de moda, y es que cada vez es más frecuente en el mercado e incluso en las recetas de algunos supermercados.

Es curioso ver como cada vez somos más conscientes de la importancia de nuestra salud y nuestra alimentación, y por eso rescatamos del pasado frutas, como la granada, de las que ya se conocían interesantes propiedades nutricionales.

La granada es una fruta con muy bajo aporte calórico ya que contiene pocos hidratos de carbono y el agua es el componente mayoritario, lo que resulta interesante para personas que siguen dietas de adelgazamiento o que sufran diabetes.

El aporte vitamínico de la granada viene principalmente dominado por la vitamina C. Para ilustrarlo del mejor modo posible, una granada de tamaño grande aporta el 40% de la dosis de esta vitamina que necesitamos al día.

El color rojizo de la granada, fruto de los antocianos, y el sabor amargo, conferido por los taninos, son dos componentes con propiedades antioxidantes que al igual que en las nueces, tienen un papel en la prevención de ciertas enfermedades cardiovasculares y ante el envejecimiento.

Como véis, otoño ha venido cargado de alimentos muy interesantes nutricionalmente, así que aprovechad ahora que los encontramos alegremente en el mercado para haceros con ellos y añadirlos a vuestra dieta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s