Mi “fascia lata” y yo

La primera vez que el médico pronunció la palabreja “fascia lata“, casi me pareció un insulto 😉

Desconocía la existencia de éste músculo hasta que no me diagnosticaron “tendinitis de la fascia lata“. Resulta que es una lesión muy típica de los corredores debido a la repetición del movimiento de flexión-extensión durante un espacio de tiempo prolongado, es decir en entrenamientos o carreras.

Hay además 3 condiciones que favorecen la aparición de este tipo de tendinitis:

Las carreras de montaña (subida y bajada acentuadas)

– El uso de deportivas demasiado viejas (con muchos quilómetros)

– El aumento brusco del quilometraje de los entrenamientos o carreras

 

¿Cómo identificamos el dolor? La tendinitis de la fascia lata provoca un dolor muy característico que afecta a la parte externa de la rodilla y que puede irradiar desde la parte más superior del muslo hasta el pie, siempre por la parte exterior.

Con un dibujo lo veréis mejor:

Fascia lata

¿Qué hacer cuando esto ocurre?

1- En primer lugar dejar de correr y guardar reposo, y esto es imperativo.

En mi caso, con una adicción (lo reconozco) al footing, salía igualmente a correr y cuando tras 20-30 minutos de carrera me dolía la rodilla a rabiar, paraba.

Muy mal! Aunque no duela al principio de todo, lo que hacemos forzando el músculo es ir dañándolo poco a poco y haciendo que la recuperación sea más lenta.

2- Tratar la inflamación con medicamentos (antiinflamatorios) o lo que recomiendo yo, ir a ver un médico.

El médico me recetó 10 sesiones de fisioterapia. En estas sesiones, trabajé la relajación del músculo y sobretodo aprendí a hacer los estiramientos necesarios para destensar la zona que ejercitamos durante la carrera.

Aquí tenéis unas imágenes de los estiramientos que me recomendaron hacer y que sigo al pie de la letra antes y después de salir a correr:

Estiramientos fascia lataImagen vía

3- Tener mucha paciencia!!

Esta tendinitis necesita mucho reposo y si no lo respetamos, haremos que el tratamiento sea más largo de lo normal.

 

Llegados aquí sólo me queda hacer una mención especial a las mejores fisioterapeutas Noe y Nerea por la paciencia que han tenido y por todo su apoyo y ayuda a lo largo de estas últimas semanas.

Y para acabar, os dejo con la foto de la recompensación, por la que merece la pena tanto esfuerzo!!!

IMG-20130421-WA0003

Anuncios

4 comentarios en “Mi “fascia lata” y yo

  1. como te fue con la recuperación?, te cuento que practico trekking y llevo ya 8 meses con esto… bastante doloroso algun otro tips?, saludos

    • Hola Enrique.
      Disculpa contestar tan tarde, no había visto el mensaje. Yo tardé un par de meses de recuperación, en los cuales estuve yendo al fisioterapeuta. Has ido al médico? Si la respuesta es negativa, yo de ti iría cuanto antes. Ah, y otra cosa, como decía en el post, el secreto está en dejar de correr y hacer reposo!! Que tengas suerte,
      Elena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s