Què mengem? – Parte 2

Como ya intr0duje en el pasado post, estoy haciendo un review del documental “Què mengem?” (Qué comemos) que se publicó hace unas semanas y que reflexionaba sobre la cantidad de productos químicos, metales pesados, antibióticos o aditivos que podrían ser perjudiciales para nuestra salud y que ingerimos diariamente con nuestra dieta.

A continuación tenéis la parte 2 en la que hablaré del Mercurio del pescado y de los Antibióticos en carne.

(Si queréis ver la Parte 1, podéis pinchar en éste enlace.)

1-      Pescado y mercurio

Son cada vez más los médicos y expertos en nutrición que aconsejan comer pescado por sus múltiples beneficios para la salud: rico en ácidos grasos omega 3, minerales y vitaminas entre otros.

Aun así, desde hace un tiempo, los científicos están advirtiendo sobre el contenido de metales pesados como el mercurio, presente especialmente en pescado de tamaño grande como el atún, el emperador o el tiburón.

¿Pero de donde proviene este mercurio?

La respuesta es que proviene de las industrias, las responsables de los vertidos de mercurio en ríos y mares.

Aunque estos vertidos están sometidos a estrictos controles de seguridad, Greenpeace hizo en 2008 un estudio sobre la contaminación causada por la industria del cloro, en la que se utiliza mercurio, y encontró en España 9 puntos negros.

Las mujeres embarazadas y los niños son los grupos de población más sensibles a la contaminación por mercurio. Tanto es así que se recomienda evitar el consumo de atún y emperador por riesgo de contener este elemento.

Desde mi humilde opinión, no entiendo como estamos contaminando los ríos y mares con mercurio y a lo que se dedican los Gobiernos es a poner límites de consumo de pescado en mujeres embarazadas y niños, y no a cortar el problema de raíz acabando con los vertidos contaminantes por parte de la indústria… ¿Qué opináis vosotros?

2-      Antibioticos en carne y lácteos

El consumo de carne y lácteos ha incrementado de forma espectacular estos últimos años y se ha convertido en signo de riqueza y prosperidad. Es por eso que para dar respuesta a la alta demanda, cada vez son más las granjas intensivas donde el ganado crece de forma rápida y a veces “desafiando el ritmo de la naturaleza”.

Estas granjas en las que conviven muchos animales, requieren estrictos controles sanitarios y para evitar enfermedades se hace necesario el uso de antibióticos.

Cuando empezamos a utilizar antibióticos desmesuradamente, los humanos al final también los consumimos y lo que provocamos son las condiciones ideales para crear resistencias. Como ejemplo, los casos de tuberculosis están aumentando de nuevo debido a las resistencias que hemos ido creando a los antibióticos.

Las autoridades afirman que aunque un animal haya sido tratado con antibióticos, cuando llega a nuestra mesa, ha pasado por todos los controles sanitarios para que los residuos de medicamento sean mínimos. Aun así, y otra vez más, residuo mínimo no significa ausencia.

Como en el caso de las frutas y verduras, tenemos la opción de elegir la ganadería ecológica, aunque no es fácil, puesto que el rendimiento de una granja ecológica es menor que el de una convencional y muchos ganaderos no están dispuestos a sacrificar los beneficios que les da la ganadería no-ecológica.

Lo que sí que es cierto es que hay que concienciar a los ganaderos de que estas prácticas pueden causar problemas muy graves de salud para la población.

Me quedo con la última frase de Richard Roberts, Premio Nobel de Medicina en 1993: “Los ganaderos utilizan antibióticos porque ganan más dinero que si no los utilizasen. A lo mejor tendría más sentido pagar un poco más por la carne y que cuando nos pusiésemos enfermos tuviésemos los antibióticos apunto para utilizarlos”

Hasta aquí he intentado resumir el documental de “Qué mengem?” de la mejor forma. En algunos puntos podemos estar de acuerdo y en otros tener opiniones más distintas.

Aun así, os animo a todos a que hagáis una reflexión personal y que penséis en si sabéis lo que realmente estáis comiendo cuando coméis (valga la redundancia!). Yo desde hace un tiempo lo hago, y no es que coma únicamente frutas y verduras procedentes de la agricultura ecológica y carne procedente de ganadería ecológica, simplemente intento buscar un equilibro entre lo que como para que sea lo más saludable posible. Al final, lo que comemos ahora repercutirá en nuestra salud futura!!

Finalmente, celebro que una televisión autonómica como TV3 dedique espacios de Prime Time a estos temas. Espero que en un futuro hayan muchos más!

Què mengem? – Parte 1

Hace unas semanas, se emitió en TV3, una televisión autonómica española, el reportaje “Què mengem?” (Qué comemos) realizado por Montse Armengou y Ricard Belis.

Bajo los titulares: “¿Qué comemos con lo que comemos?” “¿Es seguro lo que llega a nuestras mesas?” “¿Qué cantidad de productos químicos, metales pesados, antibióticos o aditivos que podrían ser perjudiciales para nuestra salud, ingerimos diariamente con nuestra dieta?”, el reportaje de 1h de duración no dejó indiferente a nadie.

El hilo conductor lo forma una familia cuyos hábitos de consumo y compra alimentaria se basan en las informaciones y consejos que reciben por parte de los medios de comunicación. “¿Pero es esta familia realmente consciente de que detrás de muchos productos aparentemente sanos se esconden tóxicos que pueden ser perjudiciales para la salud?”

A partir de esta reflexión, empieza el reportaje que tiene 4 partes principales que iré detallando y comentando a continuación.

* Pensaba hablar del documental en sólo 1 post, pero se ha alargado, así que lo haré en 2 partes

1-      Pesticidas en frutas y verduras

Las Autoridades aseguran que toda la fruta y verdura que llega a nuestras mesas ha sido sometida a estrictos controles de seguridad alimentaria. Los controles rutinarios que se realizan por organismos acreditados afirman que los agricultores aplican los pesticidas de forma correcta y controlada.

Aun así, como denuncia el documental, las Autoridades no tienen en consideración los efectos de estos residuos, que son legales y presentes en muchos alimentos, a dosis bajas por combinación y por acumulación.

Los defensores de los pesticidas aseguran que garantizan comida en abundancia para mucha población y que no se pueden concebir una agricultura sin protección por agroquímicos con los volúmenes que se están moviendo hoy en día.

Por su parte, los agricultores ecológicos, que no utilizan ni pesticidas ni abonos químicos, defienden una agricultura más sana para la población y para el medio ambiente.

Personalmente pienso que lo más adecuado a día de hoy es que coexistan los 2 tipos de agricultura. Aunque sea partidaria de los productos ecológicos, me cuesta ver como la esta agricultura ecológica puede llegar algún día a ser la única solución a gran escala.

Me quedo con el comentario de un agricultor en el documental: “Ponemos la coletilla de ecológica para diferenciarla de la otra cuando en realidad a la que llamamos agricultura la tendríamos que llamar industrial, química,…”

2-      Aspartamo i productos light

El aspartamo o E-951 es uno de los edulcorantes más utilizados en muchos productos light: bebidas refrescantes, chicles, productos lácteos, gominolas,…

Desde hace bastantes años, está generando una fuerte controversia, especialmente en EEUU, donde muchos consumidores le atribuyen sus enfermedades hasta incluso muertes. Desde su legislación, en la que EEUU fue pionera, el aspartame ha estado rodeado de polémica y por ello es uno de los aditivos más analizados de la historia.

Algunos expertos opinan que si bien es cierto que el aspartamo puede llegar a ser peligroso si lo consumimos en mucha cantidad y nos exponemos a cantidades muy altas durante mucho tiempo, en una dieta normal es bastante difícil conseguir llegar a estas cantidades.

Hay cierta controversia por los resultados obtenidos en diferentes estudios que se han llevado a cabo. Por un lado, Marià Alemany, catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad de Barcelona, realizó una investigación en 1997 con evidencia clara que dentro del organismo el aspartamo puede dar lugar a diferentes alteraciones.

Por otro lado, la EFSA ha evaluado en 5 ocasiones el aspartamo y ha llegado a la conclusión de que no supone ningún riesgo para la salud. Aún así, está previsto que en un año edite de nuevo una evaluación.

Como veis, no hay datos muy claros ni concisos de la seguridad del aspartamo. ¿Se trata en efecto de un edulcorante peligroso para nuestra salud y que se tiene que eliminar de nuestra dieta o de un edulcorante que a dosis altas puede ser peligroso pero detrás del cual hay intereses económicos muy grandes?

Puede que en el futuro conozcamos la respuesta y clarifiquemos que hay detrás de la polémica con el aspartamo. Mientras, crecen en el mercado opciones naturales como el Stevia que se está convirtiendo en el sustituto de los edulcorantes artificiales.

Hasta aquí la primera parte de mi review sobre el documental “Què mengem?“, no te pierdas al Parte 2!!

Casual Fruit – Review

Como os comenté hace unos días, decidí abrí una sección de opinión en la cual os iré dando a conocer nuevos productos que voy probando y os daré mi valoración de ellos. Se trata de una sección abierta en la cual podéis aportar vuestras experiencias y opiniones para que sea lo más interesante posible.

Hace unas semanas os hablé de un nuevo producto que encontré en la feria Alimentaria y que me llamó la atención por encima del resto de innovaciones. Podéis consultar el post que elaboré en este enlace.

Se trata de unos snacks de fruta saludables llamados Casual Fruit, que a diferencia del resto de snacks que encontramos en el mercado, estos no contienen ni aceite, ni azúcares añadidos (aparte de los naturalmente presentes en la fruta), ni conservantes ni colorantes.

El producto está pensado para dar una solución a una demanda que crece cada vez más, la de comer sano entre horas y fuera de casa, lo que muchas veces resulta difícil.

A raíz del post que escribí, la marca se puso en contacto conmigo para enviarme unas muestras de producto ya que en la misma feria no tuve la ocasión de probar.

Dicho esto, voy a pasar a mi valoración del producto.

Fuente imágen: http://www.casualfruit.com

Variedades

Casual Fruit Snack saludable tiene las siguientes variedades:

–          Piña

–          Manzana

–          Frutos del bosque

Los 3 están contenidos en bolsitas que equivalen a una ración de fruta de las 5 frutas y verduras que se deben consumir cada día para seguir una dieta equilibrada.

Precio y cantidad

A día de hoy el producto se encuentra en las siguientes tiendas:

On line: En www.ulabox.com y en http://tienda.casualfruit.com/

Otros: Bopan y Farmacia La Bonanova (en Barcelona)

Es un producto relativamente nuevo en el mercado español, iré actualizando la lista en cuando me vayan informando de en qué otros sitios se pueda encontrar el producto.

Su precio ronda los 2,49€ por bolsita o 7,10€ el pack de 3 bolsitas

Valores nutricionales

Lo más interesante del producto es que el tratamiento por liofilización, aparte de mantener los beneficios propios de la fruta natural, muchas de las vitaminas y minerales que contiene la fruta fresca se concentran y se encuentran en cantidades muy altas en este tipo de productos tipo snacks de fruta.

Además, son interesantes también por el alto contenido en fibra alimentaria. La bolsita de piña contiene 2,2% de fibra y la de manzana 1,4%. Esto, aparte de regular el tránsito intestinal, también favorece la sensación de saciedad.

A nivel energético, cada bolsita contiene entre 90 y 100kcal, lo que le convierte en un snack menos calórico a los que estamos acostumbrados, y por lo tanto, interesante.

Valoración final

Mi favorito ha sido el de frutos del bosque, y en segundo lugar el de piña. Este ranking lo he basado no sólo en el sabor del producto sino también en el hecho que la manzana ya de por sí me parece un producto fácil de consumir a diferencia de los otros 2.

Si bien comentábamos que el proceso de liofilización conservaba muchas de las propiedades nutricionales del producto, la parte más negativa está en la pérdida de sabor y color de la fruta. Por eso, aunque el producto está muy bien conseguido, no esperéis encontrar el mismo sabor que el de la fruta fresca.

La bolsita que los contiene es muy cómoda de llevar y protege el producto de la luz y la humedad, lo que garantiza el sabor y la textura del producto hasta su caducidad.

Recomiendo el producto a aquellas personas que sigan una dieta saludable y que busquen un producto tipo snack para consumir entre comidas porque está bueno y es interesante nutricionalmente.

 

 

 

 

 

Milka Snax – Review

A veces, cuando estoy en el supermercado, me encuentro a mi misma parada delante de una sección investigando no sólo la forma con la que están dispuestos los alimentos (es todo un arte!) sino también qué productos nuevos a sacado tal o tal marca.

Los que me seguís y conocéis, ya sabéis que me interesa todo aquello relacionado con la innovación. En el fondo es una entrada de aire fresco al mercado necesaria en este siglo XXI en el que el consumidor pide cada vez más alimentos saludables, nutritivos, cómodos y fáciles de consumir entre otros.

Por ello, voy a abrir una sección de opinión en la cual os daré a conocer los nuevos productos que voy probando así como la valoración que hago de ellos. Se trata de una sección abierta, en la cual podéis aportar vuestras experiencias y opiniones para que sea lo más interesante posible.

Hoy empezamos con los nuevos Snacks que Milka lanzó al mercado a finales de 2011.

Como curiosidad, comentaros que la campaña realizada por Milka ha estado basada en Word-of-Mouth (boca a boca) mediante TRND en España y Portugal. Así, 7.000 consumidores fueron elegidos y recibieron en su casa producto de la marca. Durante unos meses, Milka estuvo en contacto con los consumidores recogiendo sus comentarios día a día de forma viva y real.

El boca a boca es una forma de publicidad que permite a las marcas obtener las opiniones reales del producto además de una divulgación más auténtica a través de las personas que han probado el producto.

Dicho esto, voy a pasar a mi valoración del producto. (Que conste que no fui de las personas elegidas para probarlo, lo adquirí yo misma!).

Variedades

La gama de Snacks de Milka consta de las siguientes variedades:

–          Crispy Snax: Bocados de cereales crujientes (cornflakes) con pasas cubiertos de chocolate Milka.

–          LilaStars Snax: Contiene avellanas enteras envueltas de cereales crujientes y chocolate Milka.

Ambos están en bolsitas con autocierre que permiten guardar el producto si este no se consume de una vez y transportarlo si es necesario.

Precio y cantidad

Ambos se encuentran en supermercados (yo lo adquirí en el Corte Inglés) por 1,99€ la bolsita.

La de Crispy Snax es de 170g y la de Lilastars de 150g.

Valores nutricionales

La bolsita de Lilastars contiene 555kcal y la de Crispy 450kcal. El autocierre es muy apropiado para tomar una porción y cerrar la bolsa. Así, cada porción de 25g contiene 139 y 118kcal respectivamente, un valor energético muy similar a la porción de una tableta de chocolate.

A nivel nutricional, el resto de valores son muy similares en ambas variedades exceptuando las grasas, que son superiores en el Lilastars. Esto es debido a la mayor cantidad de chocolate que contienen y también a las avellanas.

Si queréis más información, podéis consultar la web de Milka en el siguiente enlace.

Valoración final

Crispy Snax, como concepto de snack para llevar me pareció muy interesante y original. A diferencia del Lilastars, un snack más visto, el Crispy se caracteriza por un contraste de sabores entre los cereales, las pasas y el chocolate.

En general, recomiendo ambos productos para todo tipo de edades, no sólo para niños sino también para adultos!